//
you're reading...
Divagaciones, Yo, traductora

El Credo del Traductor

Una buena amiga volvió a mi vida hace poco. En otro tiempo fue mi padawan y, como muchas de las personas culturalmente inquietas que conozco, después de un primer contacto con la traducción y sus presiones, estuvo alejada del sector un tiempo, haciendo todas esas cosas que tanto nos atraen a los traductores y que no nos atrevemos a hacer: ser guionistas, irnos a China, escribir, hacer panes… Pero el que tuvo retuvo. Hoy vuelve con más fuerza para confirmar la regla: el aprendiz supera al maestro y me refiero a la vida, no a la traducción. Así debe ser.

Hoy, al embarcarnos en un nuevo proyecto juntas, hemos rezado el Credo del Traductor en el s.XXI.

Creo en el traductor multidisciplinar,
creador de textos y de subtítulos
de diálogos de videojuegos, que edita, escribe y guioniza
y es community manager de dos empresas o tres.

Creo en la semana de cien horas,
en el corrector de Word y en el vencimiento a 90 días.

Creo en el editor, que guía mis pasos
y me pone plazos imposibles;
y en el director de doblaje,
que me ayudará a cambiar la nacionalidad
de personajes con acento inexplicable.

Creo en la difusión de la cultura,
en la invisibilidad del traductor en el texto
y la complicidad del lector,
en el perdón de las erratas,
el funcionalismo alemán
y la estrategia del traductor.

Amén.

Anuncios

Comentarios

4 comentarios en “El Credo del Traductor

  1. En traducción no hay ser vivo ni fuerza de la naturaleza que pueda contigo ¡En la vida, creo que tampoco! Espero ser la eterna padawan. Es divertido.

    Publicado por @la_madalena | 14 marzo, 2012, 16:20
  2. ¡Está muy bien! Pero yo me quedo con el de R. Wagner!!! No podía ser menos, dada su temática jeje
    Creo en sus discípulos y apóstoles
    Creo en el Espíritu Santo y en la verdad de un arte único e indiviso
    Creo que el arte emana de Dios y que vive en los corazones de todos los hombres que han recibido la iluminación
    Creo que quien ha disfrutado con los sublimes placeres de la música deberá ser eternamente adicto a este arte supremo y jamás renegará de él
    Creo que todos alcanzarán la salvación gracias a este arte y así a cualquiera le estará permitido morir de hambre por él
    Creo que en la tierra fui un acorde disonante que la muerte disolverá inmediatamente en una forma magnífica y pura
    Creo en un juicio final que castigará a aquellos que se atrevieron a lucrar contra este elevado arte. También a los que lo vejaron y deshonraron por maldad del corazón e innobles ansias sensuales
    Creo que como castigo serán condenados a escuchar su música por siempre
    Creo que los discípulos fieles al Arte Divino estarán radiantes en un tejido magnífico de armonías iluminadas por el sol
    Creo en Dios como Divino Manantial de todas las armonías para toda la eternidad, por los siglos de los siglos
    Que me sea deparado un destino clemente…
    Amén

    😉

    Publicado por Alberto Rodriguez Mayol | 14 marzo, 2012, 16:55
  3. El de Wagner está lleno de ironía jajaja me encanta, es muy mordaz

    Publicado por Alberto Rodriguez Mayol | 14 marzo, 2012, 16:59
  4. ¡¡Qué bueno!!

    Publicado por deadenddolll | 14 marzo, 2012, 17:56

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En tiempo real

  • RT @punodraws: En contraposición a la utopía socialista de los pitufos existe otra serie infantil que es una oda a la burguesía: FRAGGLE RO… 8 hours ago

En imágenes

A %d blogueros les gusta esto: